¡A celebrar la independencia!

Portugal celebra el 25 de julio su independencia de España; Colombia festeja el 20 de julio su independencia de España; Venezuela celebra el 5 de julio su independencia de España; en Argentina se festeja el 9 de julio la independencia de España; El Salvador celebra el 25 de septiembre su independencia de España; Nicaragua, Honduras, Costa Rica y Guatemala festejan su independencia de España el 15 de septiembre; Perú festeja el 28 de julio su independencia de España; Andorra celebra el 20 de julio su independencia de España; los Países Bajos festejan el 27 de enero su independencia de España; Marruecos celebra su independencia de España el 2 de marzo; Guinea Ecuatorial celebra su independencia de España un 12 de octubre; Filipinas celebra el 4 de julio su independencia de España; Bolivia celebra el 6 de agosto su independencia de España; Cuba celebra su independencia de España el 20 de mayo… Hasta España celebra un 2 de mayo su “guerra de independencia” al igual que festeja también el 12 de octubre como el Día de la Raza, de la virgen del Pilar y del genocidio de América.

Yo no sé si el 1 de octubre será el día de la independencia de Catalunya pero de lo que no tengo duda alguna es de que celebrará su independencia.

(euskal presoak-euskal herrira)

Ni como vecinos

Si el Estado español en lugar de amenazas esgrimiera razones o, simplemente, fuera sensato, discretamente sensato, no se preocuparía tanto de impedir que Catalunya decida ese destino al que tiene derecho, que Catalunya ha de ser independiente antes o después, sino de hacer lo posible por construir, desde ahora mismo, una armoniosa relación de futuro con quien, le guste o le disguste, acabará siendo su vecino. A falta de cordura, al Estado español le bastaría tener eso que algunos llaman altura de miras o visión de futuro para, en vez de prodigar coces y exabruptos, consentir que Catalunya ejerza el mismo derecho a decidir que el Estado español se atribuye para sí mismo y en representación de las naciones de las que se apropia.

Ni siquiera tendría que buscar en las hemerotecas un modelo de convivencia más afortunado que el que su intolerancia provoca porque el ejemplo escocés, entre otros, queda tan próximo que con la memoria sería suficiente para saber qué hacer.

Lamentablemente, aquella vieja máxima del poeta español Antonio Machado de que nueve de cada diez españoles usan la cabeza para embestir, no solo sigue vigente en toda su crudeza sino que cada día resulta más difícil reconocer esa excepción pensante que distinguía Machado.

(euskal presoak-euskal herrira)

Desmintiendo rumores

El país que más vulnera los derechos humanos en todo el mundo y que, curiosamente, se arroga el derecho de sancionar quiénes son democracias, quiénes regímenes y quiénes ejes del mal… no es Siria.

El país que más armas convencionales y nucleares acumula, vende y usa, que ha intervenido y financiado más guerras y arrasado más pueblos, que cuenta con más bases militares y decide, al mismo tiempo, la agenda de la paz por la que debe regirse el mundo… no es Corea del Norte.

El país que en su pretendida lucha contra el terrorismo más terror y víctimas provoca, el que más invoca a Dios antes y después de cada crimen, el que más consume y contamina y se vanagloria de ser la salvaguarda del mundo que destruye… no es Irán.

El país que acumula la mayor deuda económica, que asegura tener la respuesta a la crisis que su modelo de desarrollo multiplica y la solución al hambre que sus políticas generan y que, sin embargo, determina las políticas del Banco Mundial, Fondo Monetario y demás organismos económicos internacionales que gobiernan la ruina general… no es Venezuela.

¿Que de qué país hablo? Pues de ese que enarbola la violencia como conducta, la tortura como terapia, el crimen como oficio, la guerra como negocio… y no es Cuba.

(euskal presoak-euskal herrira)