Nada nuevo bajo el sol

Por más que los grandes medios de comunicación insistan en hablar de innovaciones, de novedades, de cambios, de nuevas tendencias, la verdad es que no hay nada nuevo bajo el sol. Tampoco esta frase. Todo vuelve, todo se recicla. Modas, costumbres, políticos, declaraciones…

Donald Trump afirmaba días atrás que “Estados Unidos no debería recibir inmigrantes de países de mierda”, pero ya mucho antes el empresario informático Bill Gates vino a decir lo mismo durante un viaje por la India en el 2002, solo que con la elegancia que se le supone a un caballero como el filántropo estadounidense: “Estados Unidos necesita leyes de inmigración que permitan la entrada al país de gente inteligente”.

En 1970, meses antes de que Salvador Allende ganara las elecciones en Chile, Henry Kissinger, aquel nazi reconvertido en secretario de Estado de los Estados Unidos declaraba que: “No podemos permitir que un país se vuelva comunista debido a la irresponsabilidad de su pueblo”, que viene a ser lo mismo que la zafia vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría acaba de hacer público en estos días: “Respetamos totalmente a los catalanes pero es inaceptable que aprovechen unas elecciones para votar lo que les da la gana”.

No hay nada nuevo bajo el sol… tampoco la mierda.

(Euskal presoak-euskal herrira)