“¡Vete a tu pueblo!”

Cronopiando

Koldo Campos Sagaseta

“¡Vete a tu pueblo!”

(De Gara)

Después de casi dos años de propuestas y reuniones desde el Ayuntamiento de Azkoitia con sectores y barrios, junto a los vecinos y organizaciones populares, todas las partes interesadas optaron por ceder en algunas de sus pretensiones en relación al tratamiento de las basuras para hacer posible un método de reciclaje que acercara posturas, que no diera satisfacción a nadie pero que a nadie dejara insatisfecho, y a partir de un requisito básico e irrenunciable: reciclar.

Bildu llevaba en su programa, por el que fue elegido, su compromiso a incentivar el reciclaje. También el PNV insistía en su programa electoral en la necesidad de reciclar. A ello se debe, supongo, que en estos días (lo contaba el Diario Vasco) celebraran en Ormáiztegi  el acuerdo de todos, incluyendo una plataforma de vecinos del pueblo opuesta al Puerta a Puerta, para poner en marcha un sistema mixto que ya en su primer mes ha elevado de un 34% a un 80% el reciclaje. El mismo sistema que, al igual que en otros pueblos, también se va a implementar en Azkoitia.

Ocurre, sin embargo, que la Plataforma contra el sistema de recogida de basuras Puerta a Puerta de Azkoitia es diferente. Cierto que tiene nociones de lo que significa el reciclaje porque sólo así se explica que en los últimos meses haya sabido reciclar su nombre y sus fobias pasando de su primer cometido,  a oponerse ahora al Método Mixto y a la espera de que, desde el ayuntamiento y la vecindad comprometida con el reciclaje, surja otra posible propuesta a la que oponerse, pero es lamentable que sea su nombre lo único que reciclan.

En cualquier caso, la voluntad expresada por el presidente de la Plataforma de hacer un “esfuerzo” y pasar de las nociones a los hechos, es una buena noticia así llegue unos cuantos años más tarde que los contenedores.

De eso se trata y, precisamente, para que el “esfuerzo” no decaiga, es que era fundamental establecer métodos que garantizasen el fin que se asegura perseguir. Por ello el Sistema Mixto. Un método tan simple que hasta yo lo puedo entender: depositar cada residuo, cada basura, en su contenedor correspondiente. Esas bolsas azules y de plástico, por ejemplo, que en protesta contra el Puerta a Puerta adornan balcones y ventanas de Azkoitia, una vez se descuelguen, deberán depositarse en los contenedores amarillos, ya sin los rellenos de papel suministrados por el Diario Vasco que deben ir a parar al contenedor azul.

Y a la espera de que se coloquen más contenedores para el reciclaje de las patrañas y los insultos, sugerirles, mientras tanto, a los numerarios de la Plataforma que recibieron a la alcaldesa del pueblo, en castizo castellano,  al grito de “¡Vete a tu pueblo!” o “¡Vete a la mierda!” que depositen esos residuos xenófobos en los contenedores marrones, como si fueran orgánicos, que hasta en el estiércol, milagros del reciclaje, terminan por crecer las flores.