Por si tiene dudas

Donald Trump, Bolsonaro, Mauricio Macri, Sebastián Piñera, José María Aznar, Felipe González,Benjamín Netanyahu, Emmanuel Macron, Silvio Berlusconi, Marine Le Pen, Mohamed Bin Salman, Pablo Casado, Pedro Sánchez, Inés Arrimadas, Albert Rivera, Santiago Abascal, Alfonso Guerra, Luis el Cabrón, El Bigotes, El Pocero, Juan Carlos de Borbón, El Cachopo, la Terelu, la Patiño, el Padilla, el Matamoros, Ortega Cano, Alaska, la Pantoja, el Jesulín, Esperanza Aguirre, Belén Esteban, Marhuenda, Villarejo, “Billy el niño”, Rodrigo Rato, Tejero, Pablo Llarena, la Cospedal, Susana Díaz, Rosa Díez, Eduardo Inda, Francisco Granados, Cristina Cifuentes, Ana Botella, Jiménez Losantos, Francisco Correa, Concepción Espejel, Rouco Varela, Antonio Cañizares, Amancio Ortega, Rafael Hernando, Talamiro y Caro Vinagre, Alfonso Alonso, José Ignacio Munilla, García Albiol, Felipe VI, Rafael Catalá, Mariano Rajoy, Mario Vaquerizo, Fátima Báñez, Ignacio Zoido, Francisco Camps, Juan Carlos Girauta, Kiko Rivera, Tony Cantó, Ignacio González, Carlos Herrera, Bertín Osborne, Josep Borrell, Miguel Bosé, la familia Botín, la manada, Iñaki Anasagasti… no pueden equivocarse.

(Euskal presoak-euskal herrira/Llibertat presos politics/Altsasukoak aske/Aurrera la República Bolivariana de Venezuela)

La hora de los canallas

El rastro del petróleo también es el rastro de la guerra, de la destrucción: Iraq, Libia, Siria… Venezuela. La mayor reserva de petróleo del mundo está en Venezuela que también dispone de otros muchos y valiosos recursos naturales. Esa es la razón que explica porqué, desde que la historia cambió de rumbo en Venezuela, el Mercado que rige los destinos del mundo sentenció su suerte. Como las urnas no respondían a sus deseos se pusieron en práctica todos los demás habituales procedimientos con los que, como dijera Obama, “se tuerce el brazo de países que no entran en razones”: bloqueo, sabotajes, acaparamiento, algaradas en las calles, asesinatos, terrorismo, atentados, golpes de Estado…

Y en eso estamos. Bajo la carpa del circo en que se ha confinado a la vergüenza, Donald Trump, representante y portavoz del mundo libre nombra al presidente de Venezuela que jura su cargo sobre una tarima, en una calle. Y Europa lo aplaude. Ya han salido a escena todos los payasos. Solo falta el “hombre-cañón” pero lo han dejado para la última función dentro de ocho días que ya están corriendo.

Los grandes medios se encargarán de que se entienda porqué hay hambre en Venezuela y no en Honduras o El Salvador; porqué nos inquieta la emergencia humanitaria que vive Venezuela y nos importa un carajo qué pueda ser de Haití; porque la violencia en Venezuela nos alarma y nos son indiferentes las matanzas en Colombia; porqué es noticia la corrupción en Venezuela y no en la República Dominicana; porqué las algaradas en Caracas son legítimas y en París subversivas; porqué Maduro es un dictador y Bolsonaro y Macri presidentes; porqué el gobierno bolivariano de Venezuela es un régimen y sí son gobiernos el resto de colonias americanas con licencia imperial para seguir llamándose repúblicas.

Cuando se pierde hasta el disimulo los canallas emergen en todo su esplendor.

(Euskal presoak-euskal herrira/Llibertat presos politics/Altsasukoak aske/Aurrera Gobierno Bolivariano de Venezuela)

Crónicas de un urbano/2

Parada de la liburutegia en Azkoitia. Suben al urbano uno, dos, tres, cuatro, cinco… catorce niños. Juegan al fútbol y van a entrenar. Imanol intercambia las buenas tardes hasta con los distraídos que no siempre reparan en el chófer y enciende el motor. Cuatro personas adultas más que suben y el urbano se pone en marcha. Como es natural los jugadores eligen el fondo del urbano tomando posiciones e incorporando voces y desmarques. Imanol sube el volumen de la música y, atento, sigue por el retrovisor las incidencias del partido.

El urbano llega al primer cruce con la avenida y, algunos jugadores, ansiosos por saltar al campo saltan en la plataforma del urbano y estiran los músculos por el pasillo. Imanol quita la música y da un serio toque de atención a los impacientes. Los quiere a todos en el banquillo. Ha terminado el calentamiento y los jugadores se van sentando. El urbano llega a su primera parada, todo en orden, hasta que… otra vez los distraídos que no siempre reparan en el chófer y que se disputan de cabeza quién mete más el codo en el asiento. Imanol no necesita revisar la jugada en el VAR. Se levanta, saca un par de tarjetas amarillas y gana el partido. Imanol 1 Anaitasuna 0.

(Euskal presoak-euskal herrira/Llibertat presos politics/Altsasukoak aske)

Titulares de la República Dominicana

Los he tomado hoy (15 de enero) del periódico El Nacional de Santo Domingo. Por sí solos y en un solo día explican en qué se ha convertido el “secreto mejor guardado del Caribe”.

“”Explosión en fábrica en Santo Domingo deja 2 muertos y 4 heridos”. Hace un mes, la explosión de una fábrica de plástico en Santo Domingo (Polyplas Dominicana) provocó 8 muertos, decenas de heridos y enormes daños.

Policía aún sin resolver matanza de cuatro personas en el municipio de Guerra por sicarios armados de armas largas”.

Se indaga asesinato en Santiago del hermano del obispo”.

Hombre hiere en Baní a machetazos a esposa e hijastra porque solo le guardaron de cena un moro con sardinas”.

Ocupan 108 kilos de cocaína en Barahona”.

Policía mata a 2 presuntos delincuentes en Haina. Un raso resulta herido”.

Hombre mata a otro durante un conflicto personal por una motocicleta en Santiago”. “Policía apresa a 4 presuntos asaltantes que hieren a un vigilante en Santo Domingo”.

El ex director del Consejo Nacional de Fronteras pide a juez que valore las pruebas a que ha sido sometida la adolescente le acusa de abuso sexual”.

En Montecristi, la policía busca a un hombre que hirió a balazos a otras 4 personas con las que discutía”.

Mata a tres durante tiroteo en un bar de Santo Domingo”.

Fiscal aclara que dirige indagatorias por el asesinato del coronel Daniel Ramos, ocurrida el pasado 8 de enero en Baní, cuando inspeccionaba un puesto de venta de drogas propiedad de Antonio Díaz (El Buche). El coronel, asesinado a balazos, se hacía acompañar por el también coronel Matías Brazobán y un capitán que huyeron en automóvil del lugar”.

El secreto mejor guardado del Caribe sigue a buen resguardo en los archivos de los grandes medios en los que se sepultan las noticias que no interesan, esas que no es bueno difundir. El secreto mejor guardado del caribe sigue siendo una hermosa playa de fina y blanca arena por la que van y vienen los turistas todo incluido. Nada que ver con esta crónica del día a la que le faltaba la guinda: “El arzobispo de Santo Domingo, Francisco Ozoria pide a la Virgen que guíe a la República Dominicana por senderos de paz”.

El secreto lo reveló hace muchos años el poeta dominicano Pedro Mir pero su “Hay un país en el mundo” cuya lectura debiera ser ley en el Congreso todos los días, antes y después de cada sesión, y también en los tribunales, en las escuelas, en los cuarteles, en los consejos de administración, en los despachos, en los hogares, en los puestos de venta de drogas, ya no se lee… “Hay un país en el mundo donde un campesino seco y agrio muere y muerde descalzo su polvo derruido, y la tierra no alcanza para su bronca muerte. ¡Oídlo bien! No alcanza para quedar dormido. Es un país pequeño y agredido. Sencillamente triste, triste y torvo, triste y acre. Ya lo dije: sencillamente triste y oprimido” (Fragmento del poema Hay un país en el mundo).

(Euskal presoak-euskal herrira/Llibertat presos politics/Altsasukoak aske)

 

De Fátima a Río

Ya ni siquiera las apariciones de la Virgen son como las de antes, cuando invitaba a unas jóvenes zagalas a sus presentaciones y elegía bucólicos parajes, casi siempre en Europa, junto a un arroyo cristalino y un frondoso árbol donde construir años más tarde una ermita y un hotel.

Hoy ni la Virgen es la Virgen. Ahora es Jesucristo en persona el que se aparece pero ya no en Europa sino en Brasil; y tampoco a sencillas zagalas sino a famosas pastoras, así sean de almas y evangélicas.

Tenía diez años Damares Alves y, al parecer, pensaba suicidarse cuando advirtió que Jesús la miraba desde lo alto de un guayabo. Ella se alarmó porque “él podría hacerse daño”, así que soltó el veneno con el que iba a matarse y también se subió al árbol. Entonces, Jesús se puso a llorar. Así lo contó ella.

Desde hace unos días aquella pastora también es ministra de Familia y Derechos Humanos del país y desde arriba del guayabo anuncia sus políticas: “El aborto es muerte”, “las mujeres nacieron para ser madres”, “la ideología de género es muerte”, “la biblia debe estar en la escuela”, “la eutanasia es muerte”, “los niños son azules y las niñas rosas”…

Jesús sigue llorando. No encuentra el veneno que soltó la niña.

(Euskal presoak-euskal herrira/Llibertat presos politics/Altsasukoak aske)

Merry Crhistmas

Cuentan que, hace muchos años, Jesucristo le aseguró a Pedro: “sobre esta piedra edificaré mi iglesia”.

Ignoro de qué tamaño era aquella piedra porque los historiadores nunca han entrado en detalles, pero su lugar lo ocupa ahora el Vaticano.

En Costa de Marfil, un dadivoso presidente llamado Félix Houphouët-Boigny, pagó de su “bolsillo” nacional 300 millones de dólares para hacer posible sobre otra “piedra”, en este caso africana, la Basílica de Nuestra Señora de la Paz, réplica exacta de la vaticana.

En Guadalajara, México, ya debe estar inaugurado el mayor templo del mundo, capaz de albergar a 75 mil personas en las diez hectáreas que mide la “piedra”.

Son algunas de las muchas “piedras” que la Iglesia ha construido para celebrar la vida de quien nació en un pesebre.

Cuentan que, hace muchos años, el Mercado le aseguró a Jesucristo: “sobre este pesebre edificaré la Navidad”.

Tampoco sé de qué tamaño era el pesebre pero si quiere una copia, árbol y belén incluidos, banda sonora, luces de colores, reyes magos, estrellas luminosas, turrones, champañas, merluza, cerdo asado, cuñado, lotería y regalos para dar, tomar y devolver, todavía puede adquirirlo en El Corte Inglés o encargarlo por Internet.

Extraño destino el de un niño ilegal, inmigrante desprovisto de papeles, el más pobre entre los indigentes, amenazado de muerte por un Estado que nunca le perdonó su propuesta de paz y de justicia. Tal vez por ello es que él tampoco vuelve a casa por Navidad y nadie lo va a encontrar en esos fastuosos templos erigidos en su nombre. El sigue en la calle, en los cinturones de miseria que circundan sus templos y sus fiestas, allá donde nunca está su “iglesia” y en donde puede seguir siendo divino.

(Euskal presoak-euskal herrira/Llibertat presos politics/Altsasukoak aske)