“¿Cuánto falta…?”

Cuando mi hija Irene tenía 11 años pasamos unos meses en Iruña. Todas las mañanas íbamos andando desde la casa de mi madre en La Milagrosa hasta la Sociedad Anaitasuna en el barrio de San Juan. Por el camino, cada cinco minutos, Irene me repetía la misma pregunta: “¿Cuánto falta…?” La respuesta también era la misma. Había que seguir andando, a veces seis, siete, ocho preguntas más.

Han pasado los años y, no solo ella, también yo, seguimos haciéndonos la misma pregunta cada vez que nos encontramos, por ejemplo, con las declaraciones de un impresentable como Cayetano Polo, portavoz de Ciudadanos en Extremadura, que no quiso dejar sin respuesta a la periodista y afirmó: “No soy ni machista ni feminista porque yo creo en la igualdad”, o con noticias como que la Concejalía de la Mujer e Igualdad en el ayuntamiento de Blanca (Murcia) en manos del Partido Popular, por aquello del 8 de Marzo, ha organizado una “Semana de la Mujer” cuyas principales actividades, una vez termine la fiesta flamenca y se elija y corone a la Reina de la Semana, consisten en 2 misas, una romería, un par de campeonatos de chinchón y parchís, y una charla sobre los “placeres secretos de la menopausia.”

¿Cuánto falta…? La respuesta sigue siendo la misma: andar.

(Euskal presoak-euskal herrira)