Mafias

La mafia georgiana, apuntaba La Sexta, es muy peligrosa, especialmente en Madrid y Barcelona, aunque no tanto como la mafia albanokosovar que, según veía en Antena-3, cada vez se mueve más en el litoral valenciano siendo sumamente agresiva pese a no registrar los insoportables niveles de violencia con que se maneja la mafia rusa que Tele-5 sitúa en la Costa del Sol y Baleares, y que está siendo desplazada en el ranking de la delincuencia por la mafia china tal y como señala EITB, a pesar de que todo hace prever, al decir de TVE, que será la mafia italiana con la Camorra y la Cosa Nostra la que termine controlando, en base a su vasta experiencia en el mercado, el negocio de la delincuencia.

A mí, sin embargo, les confieso que la mafia que verdaderamente me preocupa, que me tiene entre harto y cabreado, de la que no se acuerda ningún medio ni siquiera para pasar una amena tarde de tertulia, que opera en todo el Estado español, también en el mundo, que tiene en nómina a jueces, a ex ministros y ex jefes de Estado, a grandes empresarios y periodistas, y que goza de absoluta impunidad es la mafia de las compañías telefónicas.

Y le vale cualquier apellido que le ponga: Vodafone, Orange, Telefónica, Euskaltel… El 33% de las denuncias de los consumidores tienen que ver con la mafia telefónica.

(Preso politikoak aske)